Un cardenal surcoreano visita por primera vez Corea del Norte


(Agencias) El arzobispo de Seúl, Andrew Yeom Soo-jung, se ha convertido hoy en el primer cardenal católico que pisa territorio de Corea del Norte, en un ambiente marcado por la tensión entre ambos países y a pocos meses de la visita en agosto del papa Francisco a Corea del Sur. (CE) (Agenzia Fides, 20/05/2014)

El arzobispo, de 70 años, cruzó la frontera esta mañana tras recibir el visto bueno de Pyongyang y Seúl para reunirse con trabajadores católicos surcoreanos del polígono industrial de Kaesong, único proyecto conjunto vigente entre las dos Coreas, informó a Efe una portavoz del Ministerio de Unificación de Seúl.
Se trata de la primera vez que un cardenal de Corea del Sur, donde el catolicismo es la tercera religión más practicada, viaja al vecino país comunista, caracterizado por la ausencia casi total de otro culto que no sea a los líderes de la dinastía Kim.
Antes de regresar esta tarde, el cardenal también tiene previsto citarse con directivos de las fábricas surcoreanas y funcionarios de Seúl en Kaesong, además de recorrer las instalaciones antes de cruzar la frontera de vuelta al Sur, según la agencia de noticias Yonhap, que citó a un portavoz de la Archidiócesis de Seúl.
Se desconoce si el arzobispo Yeom, que también ostenta el cargo de administrador apostólico de Pyongyang, celebrará una misa en el polígono industrial.
La inusual visita del cardenal surcoreano a Corea del Norte llega en un momento de tensión entre ambas Coreas, cuyas relaciones están seriamente deterioradas desde el pasado marzo.
"Esperamos que la visita del arzobispo sea un movimiento positivo" a la hora de mejorar las relaciones entre Norte y Sur, comentó la portavoz de Unificación.
Además, se produce a escasos meses de que el papa Francisco viaje a Corea del Sur del 14 al 18 de agosto para participar en la VI Jornada de la Juventud asiática, en una visita histórica al ser la tercera de un pontífice al país asiático y la primera en 25 años desde la de Juan Pablo II en 1989.
En Corea del Sur hay más de 5 millones de católicos (un 10,9 por ciento de la población) que ocupan el tercer lugar tras budistas y protestantes en un país de 50 millones de habitantes de los que casi la mitad son agnósticos o ateos, según las últimas estadísticas oficiales de 2005.
Mientras, en Corea del Norte la Constitución garantiza la libertad de culto y existen algunas iglesias supervisadas por el Estado en Pyongyang, pero los refugiados que escapan de este hermético país aseguran que el régimen reprime duramente cualquier tipo de práctica religiosa. EFE

Post popolari in questo blog

Vitalidad y fuerza de la Infancia Misionera en el Continente Americano.

Instil passion for Jesus in families: Cardinal Filoni

Fallece Mons. Jesús Irigoyen, una vida dedicada a la animación misionera a través de los medios de comunicación