Sin noticias todavía del misionero español desaparecido en Vanuatu

Sigue oficialmente desaparecido Antonio López García-Nieto, el misionero español, Hermano del Sagrado Corazón, que vivía en Vanuatu, el pequeño país que ha sufrido el impacto devastador del huracán Pam. Tres días después de que este estado archipiélago sufriera la catástrofe, todavía hay muchas comunidades remotas aisladas y sin comunicación, según informaba Care International, desde la capital del país Port Vila. Esta organización estima que el 85 por ciento de todas las casas de la capital ha quedado destruido. Collett van Rooyen de Oxfam declaraba que “hay más de 80 islas que componen Vanuatu y, en un buen día de sol, fuera de la temporada de ciclones, es difícil llegar a muchas de ellas”.
La mayoría de la población permanece en centros de evacuación, muchos de los cuales, según informaba Caritas de Nueva Zelanda, son las mismas iglesias y parroquias. La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU cifraba ayer en 24 los fallecidos. Vanuatu tiene una población de 267.000 habitantes, de los que cerca de 47.000 viven en la capital.
El mismo sábado, 14 de marzo, el hermano Selui Eliko, superior provincial de los Hermanos del Sagrado Corazón, comunicó que los compañeros de Antonio López en Port-Vila se encontraban bien: “Esta mañana he recibido una llamada de los Hermanos Gabriel Niutupea y Vincent Bae, de la comunidad de Montmartre, quienes me han informado de los destrozos causados por PAM. Los Hermanos han perdido todo y se han refugiado en el ‘Foyer Juliard’. El Hermano René Gallant fue herido y he pedido que se desplace a Nueva Caledonia lo antes posible para recibir los cuidados necesarios, pero por el momento el aeropuerto está todavía inundado. Todos los tejados de los edificios de los Hermanos fueron arrasados, lo mismo que buena parte de los edificios de las escuelas e internados, así como la capilla. Voy a ver si en la próxima semana puedo viajar a Vanuatu”.
En la misma comunicación, reconocía que, “por el momento no tenemos ninguna noticia de Tanna, pero supongo que la situación es parecida. Les encomiendo en sus oraciones a los Hermanos de Vanuatu, lo mismo que a los alumnos, quienes corren el riesgo de quedar sin escuela por largo tiempo”.
Antonio es natural de Badajoz y trabajaba en Vanuatu desde 2001 en sanidad y educación en una comunidad con otros tres misioneros, dos nativos y un canadiense. Sus hermanos de congregación en España reconocían que había sobrevivido a otros desastres naturales, incluyendo un terremoto en las Islas Salomón en febrero de 2013.

El Papa Francisco recordó la tragedia en el ángelus de este domingo: “Me siento cerca de la población de Vanuatu, en el Océano Pacífico, golpeada por un fuerte ciclón. Rezo por los difuntos, por los heridos y los sin techo. Agradezco a cuantos se han puesto manos a la obra para socorrerles y ayudarles”.

(Noticia enviada por OMPress)

Post popolari in questo blog

Instil passion for Jesus in families: Cardinal Filoni

Fallece Mons. Jesús Irigoyen, una vida dedicada a la animación misionera a través de los medios de comunicación

Un santo con copyright: Cura Brochero ya es una marca registrada